Discapacidad y Belleza. Sí, las mujeres en silla de ruedas ♿ también nos maquillamos 💄. ¿Perfumerías inclusivas?

¡Hola, Morretes!

Hoy os vengo a hablar de un tema que me toca de pleno, como chica con discapacidad que soy, conductora de una poderosa silla de ruedas que me hace la vida más fácil.

Hay que ver, con lo guapa que eres de cara… ¡Qué pena que estés así!

o

… Pues de cara eres bien guapa aunque vayas en carro… (silla de ruedas)

o

¡Hay que ver qué humor tienes a pesar de todo para maquillarte!

Son algunas frasecitas que a día de hoy aún tengo que escuchar o leer. Pero, ¿por qué no iba a maquillarme por estar así o asao? No lo comprendo, jajaja, es muy gracioso. El maquillaje no entiende de género, de condición, de estado… El maquillaje es una forma de expresarse, una manera de decir “aquí estoy yo a pesar de mi silla de ruedas, con una sonrisa y el morro bien pintado”.

Hace años, nada más sucederme todo mi percal (te lo cuento aquí), por tomar tanta cortisona engordé muchísimo y mi cara se puso muuuuucho más redonda de lo que siempre fue, la cara de luna llena que le llaman. No quería ni mirarme al espejo, ni quería maquillarme, ni arreglarme, no me reconocía, no era yo… Pero sí, sí era yo, nunca he dejado de serlo. Poco a poco me animé a maquillarme y encontré en esa simple acción, una terapia.

¿Que mis dedos no están perfectos para agarrar un pincel debido a la artritis? Pues no, no lo están, pero ante los problemas, soluciones siempre. Agarrar el pincel de la manera más cómoda para mí, aunque no sea la forma correcta. Una con ganas siempre se puede apañar, y me apaño.

Hoy en día, contamos con una sociedad más avanzada que hace años en este sentido, recordaremos a personas que por su condición, estar en una silla de ruedas, estaban condenadas a estar en su casa sin posibilidad de salir de ella. Hoy en día, en la mayoría de los casos, no es así.

Luchamos por un mundo, no solo ya accesible, sino inclusivo, en el que todos y todas podamos vivir por igual, no importando nuestra discapacidad o inexistencia de ella, yo hasta los 19 años no la tuve…

Pero a pesar de esos pequeños avances, aún queda mucho por hacer en diferentes ámbitos y seguiremos luchando, hay situaciones como la que hoy os vengo a exponer, basada en mi propia experiencia personal: las inaccesibles tiendas de cosmética y maquillaje.

Mi intención es hacer este post algo reivindicativo, como cada paso que doy en este mundillo de la discapacidad, pero añadiré toques de humor, porque si no, ¡mal vamos!

No es dar caña a lo loco, ya que me lleva pasando durante mucho mucho tiempo, pero sí me gustaría que a algunas tiendas se les encienda la lucecita de la “inclusión”.

Al lío. ¿Accesibilidad en las perfumerías?  

Soy de Logroño y, por suerte, cuento con diferentes tiendas donde disfrutar de la cosmética y maquillaje, porque sí señores y señoras, esto es una pasión, un disfrute o un hobby, llámelo como usted quiera. Pero, ¡ay queridos! No siempre se disfruta.

Muchos establecimientos desconocen o simplemente no tienen en cuenta que personas como yo, necesitamos un espacio más ancho para deambular por los pasillos, para nuestros giros… Pero estamos ahí, existimos, como un cliente más, dispuestos a dejarnos la pasta, a gastarnos el dinero en, como os he dicho antes, algo que nos apasiona.

¿Qué sucede? Que las tiendas llenan sus pasillos con expositores, stands, que dificultan el tránsito por ellos. Además, en muchos casos, están llenos de cajas con personal reponiendo, tienen que reponer, sí, lógico y normal, pero muchas veces ni se molestan en apartar un poquito la mercancía del suelo para que puedas pasar, ya no digo detenerte tranquilamente a probar y testear cosas, el mero hecho de poder pasar.

Rebeca, exagerada, habrá personal dispuesto a ayudarte. Sí, pero de cada diez veces, únicamente solo una.

La experiencia que más se repite en mi caso es en la perfumería Primor, aquí en Logroño, en el Centro Comercial Berceo. Hay otro en Parque Rioja, sí y si me apuras está peor… Como no puedo moverme con facilidad por la tienda, ya no compro allí, no me apetece dejar un solo euro a una tienda que, en cierta manera, me discrimina. Esto es así, señores. Y el personal de la tienda está informado de ello, es más, me veían… Una experiencia chula y divertida para tod@a apasionad@ del make up como es ir a ver las últimas novedades, probar nuevos productos y lógicamente comprar, en Primor no es una experiencia grata si vas en silla de ruedas como yo. Se convierte en un auténtico calvario. Y más cuando ves que no hacen por poner alguna solución. Que sí señores, yo sé que cuanto más género tengan en la tienda, más venden y más ganancias obtienen, pero, ¿y la atención a sus clientes?

Yo encantada les prestaba mi silla para que intentaran deambular por sus tiendas: esquivando stands, dependientas reponiendo incapaces de apartar las cajas y productos del suelo para poder pasar, pasillos estrechísimos… Mil etcéteras más. Para que vieran y sintieran cómo se siente una persona en silla de ruedas en sus espacios.

Y mirad que he comprado en Primor, lo habéis visto en el blog, en mi Instagram… Pero ya me niego. Porque sí, somos un sector de la población que genera unos ingresos debido a sus gastos, obvio. Pero está costando que algunas personas lo entiendan. Ingresos que por mi parte y parte de mi gente ya no se lleva Primor. Lo curioso es que mucha gente se queja de la disposición de los productos en tiendas Primor, de toda España, personas con y sin discapacidad.

Y yo he hablado de mi situación, pero no olvidemos que hay muchos tipos de discapacidad: discapacidad visual, discapacidad cognitiva… ¿No estáis dispuestos a poneros las pilas con nosotr@s?

Sé que no soy una persona con miles de seguidores, no tengo influencia ninguna, pero me sentía con el deber de poner en manifiesto esto. Como persona con discapacidad que sí puede alzar la voz y lucha por un mundo inclusivo, por un mundo para tod@s. Por tod@s aquell@s que no pueden.

 

13 comentarios sobre “Discapacidad y Belleza. Sí, las mujeres en silla de ruedas ♿ también nos maquillamos 💄. ¿Perfumerías inclusivas?

  1. Me ha encantado tu post. Hay que ver lo burra que puede llegar a ser la gente. Con respecto a Primor, tienes toda la razón. Yo conozco dos de Granada y el de Cádiz y los imaginaba para recorrer en silla de ruedas y es imposible. Estas cosas hay que decirlas para que la gente tome conciencia de ellas. Chapó!
    Un besito.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me parece una petición más que lógica. El problema, más allá del desconozcimiento o ese ángulo ciego del que a veces pecamos las personas que no vemos en silla de ruedas (porque es así, cada cuál es más consciente de sus circunstancias que de las ajenas, no es que las ignoremos a propósito, es que a veces no nos damos cuenta), para mí lo más grave es la falta de educación, el que te vean y no sean capaces de apartarse un poco o facilitarte el acceso. Pero de eso no tiene la culpa el establecimiento, sino la socieda en general, que yo camino, y en una perfumería bastante reconocida de mi zona he visto volar, literalmente, mercancía por encima de mi cabeza porque una dependienta estaba reponiendo en una estantería y otra le lanzaba el género por el aire con la gente allí comprando. De traca.
    Espero que este tema se tome en cuenta y pronto nos cuentes que has vuelto a primor y que has podido disfrutar de tu momento de gloria amquillística.
    Besos, guapa!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, bonita. La verdad es que es un conjunto de factores… Ante todo debería reinar un poquito el sentido común, pero ni por esas… Espero que decidan un día ponerse las pilas, por mí y por todos mis compañeros, que se dice… Un besazo enorme, guapetona.

      Me gusta

  3. No vemos a personas en silla de ruedas, ni a personas grandes, ni a personas con carrito de bebé, ni a personas con bolsas que vengan de otras tiendas… estamos muy centrados en vender pero poco en la comodidad del cliente, que tiene que querer venir: nos hemos centrado en la venta y muy poco en quién la realiza. Más razón que un santo tienes.

    Besazos

    Le gusta a 1 persona

    1. No he vuelto, he pasado por delante de la puerta y está todo curioso, ¿a mejor? No, a peor… Y pudiendo elegir otros sitios con mejor atención y sobre todo comprometidos con los espacios, pues hasta luego Primor! Un besazo enorme y gracias mil!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: